EL CANTO DE LA SIBILA EN ETXANO

Del escenario no se podía pedir más. Todo perfecto: una cálida tarde equinoccial en un apacible paraje, envuelto en el susurro del aire del sur contra los álamos del soto y las encinas, y en la unión íntima de los sentidos con la piedra, tratando de encontrar significado a lo que me pudiera sugerir. Quien levantó este templo quiso llegar al misticismo por el camino que más le entusiasmaba: el de la música y el canto.

Así aguardé, observando la arquivolta principal, escéptico por la novedad, pero con la ilusión que me había transmitido Javier Intxusta -”te gustará”- y con el reconocimiento al trabajo de toda la organización y al espléndido programa editado para el evento. 

Todo comenzó a la hora prevista con la ambientación a cargo del goliardo -más pícaro que clérigo-, presentando a las Sibilas -ataviadas al aire renacentista de Miguel Angel-, que tras un ameno recital de todas ellas dieron paso al acto principal, el que todos esperábamos: su canto.

 El continente era el mejor vehículo de transmisión para que el contenido se expresara como quiso quien -como antes decía- lo levantó. Unas veces sutil, otras contundente, y siempre suscitando ese íntimo escalofrío que provoca lo hermoso, lo trascendente. 

Euskal Barrokensemble lo consiguió con creces. Con el canto de la Sibila y otros populares, con su instrumentación y con sus voces, provocando un largo aplauso de reconocimiento que les llevó a regalarnos como bis una entrañable nana de despedida. Magníficos.

En sus palabras: “Un concierto que trata de hacer disfrutar de la pasión religiosa con la misma fuerza con que el fervor primaveral elevaba el canto comunitario de los pueblos”. Quizás aquí, el Canto de la Sibila se escuchó en otros tiempos en la lengua de los navarros.

Que el día del Juicio espere y el gran fuego que del cielo baje sea como éste de Arrazubi en la puesta que cerró lo progamado.

Felicidades a todos los que organizasteis y a todos los que participasteis. Los que asistimos nos las llevamos gracias a vosotros.

Javier Ansó (Astrolabio Románico). 24-09-2018. Grande Valdorba.

   

 
/